Entre un 1 y un 2% de la población española es celiaca, aunque el 80% no está diagnosticada. Una cifra nada desdeñable por lo que cada vez hay más investigaciones orientadas a paliar los síntomas de esta enfermedad, en la que el CBD tiene mucho que decir.

1.- ¿Qué es la celiaquía?

La enfermedad celíaca es una dolencia autoinmune que provoca que la pared intestinal sea reactiva a las proteínas del gluten, presentes en el trigo, la cebada o el centeno. Es decir, cuando la persona que sufre esta enfermedad ingiere dichos alimentos, su sistema inmune ataca las paredes de su intestino experimentando una inflamación en la base de la mucosa intestinal.

Dichas paredes están formadas por vellosidades. Si éstas sufren las agresiones comienzan a tener dificultad para absorber nutrientes esenciales, lo que puede provocar un daño severo en la salud de las personas.  Los deterioros pueden ir desde la anemia al déficit de calcio, hierro u otras proteínas.

Entre los síntomas característicos de la enfermedad celíaca están la diarrea, el dolor abdominal y la pérdida de apetito, los cuales pueden ser confundidos con otras enfermedades como el síndrome de colon irritable.

Respecto a porque se produce esta enfermedad, los factores hereditarios pueden ser la razón. Así, hay un 10% de posibilidades de ser celíaco en parientes de primer grado con enfermedad celíaca, aunque puede manifestarse a cualquier edad.

2.- ¿Cómo ayuda el CBD a personas celiacas?

Como ya se ha visto en otras entradas de este blog, la razón por la que el cannabidiol, CBD, puede ayudar a las personas que sufren la citada intolerancia es debido al Sistema Endocannabinoide, ECS. En este caso, el CBD ayuda en varios niveles:

Por una parte, estimulando el sistema inmunológico a través de la producción de receptores cannabinoides CB1 y CB2. Este revierte “el desorden en la permeabilidad intestinal asociada a la inflamación…”, tal y como se señala en este estudio que puedes consultar aquí.  

Por otra parte, otra de las razones por las que el consumo de CBD ayuda a los pacientes con celiaquía se basa en el estudio del cannabidiol como inhibidor del ácido graso amida hidrolasa, (también llamado enzima FAAH). Al inhibir dicha enzima se suscitan los efectos antiinflamatorios en el intestino.

2.1 Tracto intestinal y CBD

En esta misma línea, el CBD también asiste con otros síntomas de la enfermedad como es el dolor en el tracto intestinal ya que el cannabidiol previene el daño intestinal, según un estudio realizado en 2011. La razón de este alivio en las molestias parece ser debida a un proceso en el que el CBD entra en contacto con los receptores cannabinoides del tracto digestivo, lo que podría conllevar la desinflamación de las paredes intestinales, y facilitación de la absorción de otros nutrientes, tal y como se explica en esta investigación.

2.2 Daño nervioso y CBD

Además, diversos estudios alertan de que los enfermos celiacos tienen un mayor riesgo de daño nervioso, lo cual puede ser tratado con CBD tal y como ya se ha dado a conocer en este blog puesto que el cannabidiol tiene también un fuerte potencial antidepresivo y neuroprotector.

      

2.3 Náuseas y CBD

En último lugar, entre los pacientes aquejados de la enfermedad celíaca varios sufren náuseas que pueden provocar un efecto sobre el apetito y derivar en pérdida de peso. El CBD, a través del sistema endocannabinoide, favorece el equilibrio del organismo, pudiendo ayudar a alcanzar un estado de homeostasis que favorezca la recuperación del apetito y, por lo tanto, también la recuperación del peso.

3.-Conclusión

Aunque bien es cierto que los estudios centrados en este tema son limitados y muchos tienen resultados no concluyentes, por lo que se debe ampliar la investigación para explorar los efectos terapéuticos del CBD como alivio a los síntomas de la enfermedad celíaca.

La experiencia de algunas personas demuestra que el cannabidiol surte un efecto positivo en las personas celiacas debido a que desinflama el tracto intestinal, mejora el apetito, alivia las náuseas y el daño nervioso.

Toda la información de este post así como del resto del blog tiene fines educativos por lo que no supone un asesoramiento médico profesional.

¿Qué te parece? ¿Tiene alguna duda? Si es así, déjala en comentarios.

Bibliografía:

Cannabidiol Exerts Sebostatic and Antiinflamatory Effects on Human Sebocytes, Atilla Oláh et al. Journal of Clinical Investigation, 2014

Cannabis Pharmacy: The Practical Guide to Medical Marijuana, Michael Backes, 2014

La Enfermedad Celíaca. Yolanda Sanz Herranz, María del Carmen Cénit Laguna y Marta Olivares Sevilla, 2015

Nagarkatti, Prakash, et al. (2009) “Cannabinoids as novel anti-inflammatory drugs.” Future medicinal chemistry 1(7).1333-1349.

De Gregorio, D., McLaughlin, R., Posa, L., Ochoa-Sanchez, R., Enns, J., Lopez-Canul, M., Aboud, M., Maione, S., Comai, S., and Gobbi, G. (2019). Cannabidiol modulates serotonergic transmission and reverses both allodynia and anxiety-like behavior in a model of neuropathic pain. PAIN, 160(1), pp.136-150.

Celiac Disease Foundation. (2019). What is Celiac Disease? | Celiac Disease Foundation.

Parker, L., Rock, E., and Limebeer, C. (2011). Regulation of nausea and vomiting by cannabinoids. British Journal of Pharmacology, 163(7), pp.1411-1422.

Battista, N., Di Sabatino, A., Di Tommaso, M., Biancheri, P., Rapino, C., Giuffrida, P., Papadia, C., Montana, C., Pasini, A., Vanoli, A., Lanzarotto, F., Villanacci, V., Corazza, G. and Maccarrone, M. (2013). Altered Expression of Type-1 and Type-2 Cannabinoid Receptors in Celiac Disease. PLoS ONE, 8(4), p.e62078.

Massi, P., Valenti, M., Vaccani, A., Gasperi, V., Perletti, G., Marras, E., Fezza, F., Maccarrone, M. and Parolaro, D. (2008). 5-Lipoxygenase and anandamide hydrolase (FAAH) mediate the antitumor activity of cannabidiol, a non-psychoactive cannabinoid. Journal of Neurochemistry, 104(4), pp.1091-1100

Celiac Disease Foundation. (2019). Neuropathy Linked to Celiac Disease | Celiac Disease Foundation.

Ward, S., McAllister, S., Kawamura, R., Murase, R., Neelakantan, H. and Walker, E. (2014). Cannabidiol inhibits paclitaxel-induced neuropathic pain through 5-HT1Areceptors without diminishing nervous system function or chemotherapy efficacy. British Journal of Pharmacology, 171(3), pp.636-645.

Hampson, A., Grimaldi, M., Axelrod, J. and Wink, D. (1998). Cannabidiol and (-) 9-tetrahydrocannabinol are neuroprotective antioxidants. Proceedings of the National Academy of Sciences, 95(14), pp.8268-8273.

Iuvone, T., Esposito, G., De Filippis, D., Scuderi, C. and Steardo, L. (2009). Cannabidiol: A Promising Drug for Neurodegenerative Disorders?. CNS Neuroscience & Therapeutics, 15(1), pp.65-75.

De Filippis, D., Esposito, G., Cirillo, C., Cipriano, M., De Winter, B., Scuderi, C., Sarnelli, G., Cuomo, R., Steardo, L., De Man, J. and Iuvone, T. (2011). Cannabidiol Reduces Intestinal Inflammation through the Control of Neuroimmune Axis. PLoS ONE, 6(12), p.e28159.

Leinow, L. and Birnbaum, J. (2017). CBD: A Patient’s Guide to Medicinal Cannabis. North Atlantic Books.

Idioma »