Skip to content
Mi Carrito

No hay productos en el carrito.

Relación entre el CBD y la osteoporosis

07 enero, 2022

Una de las partes más importantes de nuestro cuerpo son los huesos que proporcionan sostén a nuestro cuerpo y protegen los órganos. Aunque son ligeros son muy resistentes pero es importante que se mantengan sanos y no se vean amenazados por enfermedades que los debiliten como la osteoporosis que afecta a aproximadamente a 200 millones de mujeres en todo el mundo, aproximadamente una décima parte mayores de 60 años.

¿CBD para articulaciones y músculos?

Para que se mantengan en perfecto estado es necesario tomar ciertas precauciones así como complementos naturales y sanos, entre los que se encuentra el cannabidiol, ¿sabes cómo puede ayudar?

1.-¿Qué es la osteoporosis?

Esta enfermedad, también conocida como ‘huesos porosos’ es la pérdida de tejidos, lo que provoca que el cuerpo pierda demasiada masa ósea. Esto significa que los pacientes con osteoporosis tienen mala salud ósea ya que estas partes tienen una densidad reducida. Esto los hace especialmente propensos a fracturas u otras lesiones. En el peor de los casos, esta enfermedad puede deformar las estructuras físicas normales. La osteoporosis puede desencadenar problemas como las deformidades de la columna vertebral.

2.-Síntomas de la osteoporosis y factores de riesgo.

No es una enfermedad que suela presentar muchos síntomas sino que el paciente suele percatarse cuando ya se ha debilitado la masa ósea. Entre los síntomas se incluyen dolor de espalda, causado por una vértebra fracturada o colapsada; pérdida de altura; postura encorvada y fracturas de huesos.

Está demostrado que las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar osteoporosis en los primeros años de la menopausia. Otros factores son glándulas suprarrenales hiperactivas, tiroides hiperactiva, bajo nivel de hormonas sexuales, el uso de corticosteroides durante mucho tiempo, problemas médicos como afecciones inflamatorias u hormonales, un IMC más bajo que el promedio, beber y fumar en exceso y el uso frecuente de medicamentos que afectan negativamente la resistencia ósea o los niveles hormonales. Además, la vitamina D es importante para el mantenimiento de los huesos así como la ingesta de calcio que resulta clave en la arquitectura ósea y el ejercicio con pesas que reduce directamente el riesgo de osteoporosis.

3.-¿Cómo puede ayudar el CBD a la osteoporosis?

Como ya se ha visto en otras entradas de este blog, el sistema endocannabinoide reparte receptores a lo largo de todo el cuerpo y supone un importante regulador del cuerpo.

De una parte, el CBD mejora la base ósea ya que las células que destruyen el hueso, los osteoclastos poseen un receptor celular que, cuando se activa, acelera la pérdida y la degeneración ósea. Este receptor se conoce como GPR55. Se ha demostrado que el CBD bloquea específicamente la activación de este receptor, reduciendo la actividad de los osteoclastos, según un estudio realizado en 2010 por el Bone Research Group en la Universidad de Edimburgo

Además, un estudio realizado en Israel concluyó que la administración de CBD  tiene efectos significativos en la curación de fracturas al aumentar la resistencia ósea al estimular la lisil hidroxilasa, una enzima involucrada en la curación ósea.

Por otra parte, otra investigación llevada a cabo en Reino Unido en 2009, perteneciente a la Universidad de Edimburgo y la Universidad de Glasgow, consistió en estudiar la presencia de receptores endocannabinoides en ratones que padecían de osteoporosis, logrando demostrar que en la salud ósea estaba implicado el receptor CB1 del SEC, el cual se encontraban deficiente en estos ratones. Las células óseas suelen diferenciarse convirtiéndose en osteoblastos o adipocitos, en la medula ósea con deficiencia de CB1 de los ratones, se encontraba un contenido alto de adipocitos, una condición bastante común en la osteoporosis.

Un análisis entre estos dos estudios, concluyó que la activación del receptor CB2 era más viable que la del CB1 ya que esta primera no producía la psicoactividad, como pasaba en el caso del CB1.

4.-Conclusiones

Si bien no hay cura, existe una buena evidencia de que el CBD puede ser un tratamiento eficaz para reducir la progresión de la enfermedad y aliviar el dolor.

Además de la administración de CBD se pueden combinar con otras pautas como incorporar una dieta variedad con frutas y verduras, así como evitar fumar o reducir el consumo de alcohol que pueden aliviar la osteoporosis. Limitar la cafeína, hacer entrenamiento de fuerza y asegurar una ingesta adecuada de Vitamina D y calcio pueden mejorar los signos de la osteoporisis.

Toda la información de este post así como del resto del blog tiene fines educativos por lo que no supone un asesoramiento médico profesional.

Bibliografía:

Sözen, T., Özışık, L., & Başaran, N. Ç. (2017). An overview and management of osteoporosis. European Journal of Rheumatology, 4(1), 46–56. https://doi.org/10.5152/eurjrheum.2016.048  

 International Osteoporosis Foundation (2019). FACTS AND STATISTICS. [online] Available at: https://www.iofbonehealth.org/facts-statistics [↩]

    Dhopeshwarkar, A. and Mackie, K. (2014). CB2 Cannabinoid Receptors as a Therapeutic Target—What Does the Future Hold?. Molecular Pharmacology, 86(4), pp.430-437. [↩]

    Reggio, P. (2010). Endocannabinoid Binding to the Cannabinoid Receptors: What Is Known and What Remains Unknown. Current Medicinal Chemistry, 17(14), pp.1468-1486. [↩]

    Hammell, D., Zhang, L., Ma, F., Abshire, S., McIlwrath, S., Stinchcomb, A. and Westlund, K. (2015). Transdermal cannabidiol reduces inflammation and pain-related behaviours in a rat model of arthritis. European Journal of Pain, 20(6), pp.936-948. [↩]

    Idris, A. and Ralston, S. (2012). Role of cannabinoids in the regulation of bone remodeling. Frontiers in Endocrinology, 3. [↩]

Enquiries, M. (2008). Facts and Statistics | International Osteoporosis Foundation IOF Facts and Statistics | International Osteoporosis Foundation IOF. International Osteoporosis Foundation, 20, 1–6. Retrieved from https://www.iofbonehealth.org/facts-statistics

    Bab, I. and Zimmer, A. (2008). Cannabinoid receptors and the regulation of bone mass. British Journal of Pharmacology, 153(2), pp.182-188. [↩]

Raphael, B., & Gabet, Y. (2016). The skeletal endocannabinoid system: clinical and experimental insights. Journal of Basic and Clinical Physiology and Pharmacology, 27(3). https://doi.org/10.1515/jbcpp-2015-0073

    Leinow,, L. and Birnbaum, J. (2017). CBD: A Patient’s Guide to Medicinal Cannabis. North Atlantic Books. [↩]

    Whyte, L., Ford, L., Ridge, S., Cameron, G., Rogers, M. and Ross, R. (2012). Cannabinoids and bone: endocannabinoids modulate human osteoclast function in vitro. British Journal of Pharmacology, 165(8), pp.2584-2597. [↩]

    I. Idris, A. (2010). Cannabinoid Receptors as Target for Treatment of Osteoporosis: A Tale of Two Therapies. Current Neuropharmacology, 8(3), pp.243-253. [↩]

    Kogan, N., et. al (2015). Cannabidiol, a Major Non-Psychotropic Cannabis Constituent Enhances Fracture Healing and Stimulates Lysyl Hydroxylase Activity in Osteoblasts. Journal of Bone and Mineral Research, 30(10), pp.1905-1913. [↩]

Baron, E. P., Lucas, P., Eades, J., & Hogue, O. (2018). Patterns of medicinal cannabis use, strain analysis, and substitution effect among patients with migraine, headache, arthritis, and chronic pain in a medicinal cannabis cohort. Journal of Headache and Pain, 19(1), 37. https://doi.org/10.1186/s10194-018-0862-2

WHO. (2017). WHO | Cannabidiol (compound of cannabis). WHO. Retrieved from http://www.who.int/features/qa/cannabidiol/en/

suscribete a nuestra newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.