Un analgésico reduce o alivia los dolores de cabeza, musculares, artríticos, así como los achaques y dolores. Tradicionalmente, se suelen usar el ibuprofeno o el paracetamol para aplacar este tipo de dolencias, pero no son los únicos que pueden ayudarnos.

El CBD también presenta propiedades analgésicas y por ello está siendo estudiado por la comunidad científica para su aplicación en el tratamiento de dolor crónico, dolor inflamatorio y dolor neuropático.

Es conocido, y tratado en otras entradas de este blog, que el CBD puede ser útil para la ansiedad, el insomnio, la depresión, pero sobre todo para el alivio del dolor crónico o la inflamación en enfermedades inflamatorias intestinales o cutáneas.

1.- ¿Qué es el dolor?

Según la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP) este es creado por fibras nerviosas que llevan impulsos dolorosos desde la periferia, a la médula y finalmente al cerebro, que a su vez integra y modifica la información en relación con otros factores. Este sistema se conoce como la ruta ascendente del dolor.

La ruta descendente es por la que se extingue el dolor. Así la sensación surge en la corteza y envía señales a la periferia que hacen que la sensación de dolor se detenga.

Varios neurotransmisores intervienen en estos procesos. Uno de los más importantes es el glutamato, el neurotransmisor excitador más importante del Sistema Nervioso Central (SNC)

No todos los dolores son iguales. Puede ser agudo -fácilmente tratable y, en general, autolimitante- o crónico, a menudo incapacitante y difícil de intervenir.

2.- ¿Por qué funciona el CBD como analgésico?

La respuesta a esta pregunta es gracias al Sistema Endocannabinoide, SEC, del que puedes leer más aquí. El SEC está formado por receptores cannabinoides situados por todo el cuerpo. Este sistema ayuda a regular numerosas funciones corporales importantes, como el sueño, la respuesta inmunológica o el dolor.

Así, el CBD, detiene la absorción y la degradación de la anandamida, un compuesto asociado con la regulación del dolor. Se cree que, de esta forma, el CBD modifica la percepción del dolor.

Además, el CBD no funciona solo en estos casos, sino que el cannabidiol puede ayudar en el tratamiento de enfermedades inflamatorias, casos de insomnio u otras afecciones, tal y como puedes leer en nuestro blog.

3.- ¿En qué tipo de dolores podría funcionar el CBD?

El CBD puede comunicarse con diversos neurotransmisiones en el sistema nervioso central pero también activar los receptores de serotonina 5HT1. En esta línea, el CBD afecta sobre el tono del humor y las comorbilidades (dos o más trastornos o enfermedades que ocurren en la misma persona) asociadas con el dolor neuropático, como la ansiedad y la depresión.

Aunque a día de hoy aún se necesitan más estudios para poder conocer el verdadero potencial terapéutico del CBD en el tratamiento del dolor, sus propiedades antioxidantes, anticonvulsivas y antiinflamatorias explican su uso en el tratamiento de dolores crónicos e inflamatorios. Por otra parte, varios estudios apuntan a que el CBD podría ser de gran ayuda en el tratamiento del dolor neuropático, donde el dolor es causado por una lesión en el nervio que lleva a una interpretación errónea de los estímulos por parte del sistema nervioso. En este caso las propiedades ansiolíticas y la capacidad de CBD para interactuar con los receptores de serotonina parece ser de gran ayuda, ya que existen también componentes neuropsiquiatricos asociados al dolor neuropático.

Toda la información de este post así como del resto del blog tiene fines educativos por lo que no supone un asesoramiento médico profesional.

¿Sufres problemas de concentración?

Bibliografía:

  1. Frontiers | Cannabinoids and Pain: New Insights From Old Molecules | Pharmacology https://www.frontiersin.org
  2. Patterns of medicinal cannabis use, strain analysis, and substitution effect among patients with migraine, headache, arthritis, and chronic pain in a medicinal cannabis cohort | The Journal of Headache and Pain | Full Text https://thejournalofheadacheandpain.biomedcentral.com
  3. Cannabinoids and Epilepsy | SpringerLink https://link.springer.com
  4. Anandamide suppresses pain initiation through a peripheral endocannabinoid mechanism | Nature Neuroscience https://www.nature.com
  5. An Analysis of Applicants Presenting to a Medical Marijuana Specialty Practice in California https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  6. Carrier EJ, Auchampach JA, Hillard CJ. Inhibición de un transportador de nucleósidos en equilibrio por el cannabidiol: un mecanismo de inmunosupresión de los cannabinoides. Proc Natl Acad Ski U S A. 2006 May 16;103(20):7895-900. 
  7. De Gregorio D, McLaughlin RJ, Posa L, Ochoa-Sanchez R, Enns J, Lopez-Canul M, Aboud M, Maione S, Comai S, Gobbi G. El cannabidiol modula la transmisión serotoninérgica y revierte tanto la alodinia como la conducta ansiosa en un modelo de dolor neuropático. Dolor. 2019 Jan;160(1):136-150. 
  8. Finnerup, N.B.; Attal, N.; Haroutounian, S.; McNicol, E.; Baron, R.; Dworkin, R.H.; Gilron, I.; Haanpaa, M.; Hansson, P.; Jensen, T.S.; y otros. Pharmacotherapy for neuropathic pain in adults: A systematic review and meta-analysis. Lancet Neurol. 2015, 14, 162–173. 
  9. Finnerup, N.B.; Sindrup, S.H.; Jensen, T.S. La evidencia para el tratamiento farmacológico del dolor neuropático. Pain 2010, 150, 573-581. 
  10. Fiz, J., Durán, M., Capellà, D., Carbonell, J., & Farré, M. (2011). El uso del cannabis en pacientes con fibromialgia: efecto en el alivio de los síntomas y en la calidad de vida relacionada con la salud. PLoS ONE, 6(4), e18440. 
  11. Gatchel RJ, McGeary DD, McGeary CA, Lippe B. Manejo interdisciplinario del dolor crónico: pasado, presente y futuro. Soy Psychol. 2014 febrero-marzo;69(2):119-30. 
  12. Guide F., Luongo L., Marmo F., Romano R., Iannotta M., Napolitano F., et al. (2015). La palmitoilletanolamida reduce las conductas relacionadas con el dolor y restaura la homeostasis de las sinapsis glutamatérgicas en la corteza prefrontal media de los ratones neuropáticos. Mol. Cerebro 8:47. 10.1186/s13041-015-0139-5 
  13. Instituto para el Dolor Crónico. Síndrome de dolor crónico, accedido el 26 de junio de 2017. NIH. Tratamiento del dolor: agudo y crónico
  14. Iseger, T. A., & Bossong, M. G. (2015). Una revisión sistemática de las propiedades antipsicóticas del cannabidiol en los humanos. Investigación sobre la esquizofrenia, 162(1-3), 153-161.
Idioma »